Digitalización de libros sacramentales en la Archidiócesis de Toledo

En la publicación sobre el Archivo Parroquial de Santa Ana de Pusa (que digitalizamos a nuestras expensas) se expone la lastimosa situación en la que se encuentra el patrimonio documental de esta Archidiócesis en lo concerniente a los libros parroquiales.  Para no repetir ni hacerles viajar innecesariamente (por el ciberespacio) les reproduzco aquí el párrafo alusivo al problema:

En este caso me temo que, por muy rico que fuera, no bastaría para conseguir el objetivo propuesto: digitalizar la totalidad de los libros sacramentales de las parroquias de la Archidiócesis de Toledo. Se da el caso de que instituciones muy ricas se han dirigido a la Iglesia Católica con intenciones similares y en muchos lugares han sido ásperamente rechazados: me estoy refiriendo a la iniciativa de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (vulgo mormones) de sacar una copia (antes en microfilm y ahora digital) de todos los documentos en los que aparezcan listados de cristianos. No hacen al caso los motivos doctrinales que tengan para hacerlo porque, a mi juicio y al de cientos de millones de personas más, “no importa el color del gato si caza ratones”. Y el ratón que hay que atajar en este caso es el riesgo de desaparición de los documentos históricos propiedad de la Archidiócesis sin que haya una copia de seguridad de ellos.

Los libros sacramentales han superado hace mucho el umbral de necesidad eclesiástica que les confirió el Concilio de Trento, pasando a ser de utilidad general para la ciudadanía; al menos para la creciente cantidad de particulares interesados en la genealogía; por no hablar de su carácter de patrimonio documental y bibliográfico de la nación.

Si una fundación laica privada se prestara a solucionar este problema es posible que se no se dieran las circunstancias de antagonismo entre iglesias que pudiera estar en la base de las negativas de colaboración previas. Quién sabe.

► El objetivo mínimo sería:

  • Encargar a una empresa especializada la implementación de un equipo móvil para la digitalización in situ de los libros parroquiales históricos o partes de ellos (con 100 años de antigüedad), previo inventario y catalogación si no los hubiera.
  • Preparación de los materiales recogidos y producidos para su acceso por Internet.

► El objetivo máximo sería:

  • Indexar los libros (vaciar su contenido nominativo para que sea más accesible a los no versados en paleografía)
  • Traslado los libros originales al Archivo Diocesano, financiando la rehabilitación del espacio necesario, si no existiera (dejando copia digital en cada parroquia)

Ya se han explicado las razones de elegir esta archidiócesis: mayor carencia y proximidad afectiva. Pero, si funcionase, se seguiría con las demás que voluntariamente se adhirieran al convenio (estamos pensando, inicialmente, en las nuestras: El Burgo de Osma-Soria, Sigüenza-Guadalajara, BurgosTarazona y Tuy-Vigo). Pero después podrían ser las demás. Y luego, ya puestos, podríamos ofrecer lo mismo a las diócesis portuguesas, francesas, etc., etc. Y para que no nos tilden se sectarios, podríamos ofrecerle estos mismos servicios al Estado Español y a los demás Estados del mundo para los documentos que aún no estén ya digitalizados. ¿Les dije que podría asumir TODO el dinero de TODOS los sorteos de los Euromillones? ¿No me creyeron?