Los “flamencos” trasmeranos

En este sitio web y en general se denomina “flamencos trasmeranos” a las personas (obreros, técnicos y sus familias) que vinieron a España a trabajar en las Reales Fábricas de Artillería de Liérganes y La Cavada y a sus descendientes, tanto si se quedaron en Trasmiera como si no. En el apartado de publicaciones pueden verse  cinco artículos que tratan sobre ellos/ellas, por lo que no me extenderé aquí mucho más sobre el tema.

Este colectivo de personas tuvo dos características que me hicieron fijarme en él: en primer lugar, eran algo distinto; su estudio presentaba más interés y alicientes que el de la larga lista de destripaterrones castellanos que constituían la mayoría de nuestros antepasados. En segundo lugar, porque pude sufrir, en carne propia podría decirse, el desprecio y la animadversión de los hidalgüelos montañeses de su entorno por razones complejas que se describen (en mi parecer) en los artículos titulados “El proceso de integración de la colonia flamenca” I y II. Podría decir que adopté una actitud quijotesca en vindicación de una minoría extranjera injustamente oprimida y en promoción de los valores del proletariado innovador frente a los tradicionalistas campesinos. Pero mucho me temo que Don Alonso Quijano, descendiente de hidalgos montañeses (como atestigua su apellido) si se hubiera quedado en su minúsculo y húmedo solar, no habría luchado por desfacer este entuerto, porque no lo hizo ninguno de los de su clase.

No fui el único en ser picado por el bicho flamenco: en el grupo promotor de la Asociación Cántabra de Genealogía, ASCAGEN y en la propia asociación después de creada, hubo unos cuantos que nos dedicamos a ello con denuedo, junto  con otras gentes de ambos lados del charco que eran también descendientes de esta gente (en los dos textos a los que me remito está un listado de ellos). Juntos creamos el Club de Flamencos Trasmeranos, que era pura energía, sin masa alguna. No teníamos estatutos, ni sede social, ni cuotas, sino que era una mera red de información e intercambio de datos que produjo algunos frutos tangibles (los que aquí se ofrecen) y algunos intangibles, como la satisfacción de los que hallaron a sus ancestros raros gracias a nosotros. Este grupo nació el año 2007 y, tras un máximo de actividad en torno a 20112013 fue debilitándose hasta quedar reducida casi a la nada a partir de 20182019. Podríamos hacer un análisis de motivos, pero está por ver que, tras el diagnóstico, pudieran hallarse los medios de tratamiento, si es que existen. Tal vez este sitio web permita hacer llegar la noticia a personas y territorios más amplios y se produzca un reverdecimiento. Si no es así queda el bagaje de lo hasta aquí hecho y de lo que yo pudiera aportar en el futuro.

Aparte de lo ya dicho, los productos tangibles de esta actividad han sido dos:

El Catálogo de Flamencos Trasmeranos

La Guía de recursos acerca de las Reales Fábricas de Artillería de Liérganes y La Cavada,
de sus operarios “flamencos” y de sus linajes