Aprovechamientos históricos del sector sur del estuario del Asón
(Cantabria): 1516-1958

La geografía histórica estuvo en el foco de mis atenciones durante muchos años que luego abandoné para tratar asuntos concernientes a la genealogía y temas colaterales de interés humano. Por ello, hiperdesarrollé la parte correspondiente a la marisma de Carasa en el artículo de la Casa del Pico de Velasco: me sentía de nuevo como en casa tratando con plantas y paisajes, en vez de tanta gente. Tanto que, para poder escribirlo, obtuve materiales complementarios suficientes para crear una comunicación aparte, que se alejaba demasiado de lo que los lectores de una revista sobre genealogía esperarían. Y, mira por donde, me encontré, casi treinta años después, en un congreso de molinología*: “a los años mil, torna el río por donde solía ir”.

El articulo aparece en las actas del congreso arriba ilustrado, pero un error informático hizo que el mapa apareciera tamaño sello de correos y para mí un artículo sin mapas es como un jardín sin flores (que también los hay, y maravillosos, pero no es el caso). Tampoco cabía en la comunicación una ilustración que costó mucho componer y que testimonia lo que Domingo de la Palenque dijo cuatro siglos antes y que yo, como Santo Tomás, no creí hasta que lo comprobé: que el agua estuvo donde ahora solo se ve tierra.

Reflejo cartográfico y fotográfico de tres estadios del proceso de desecación (1885-2013) de la Marisma de Carasa, en torno al molino del Cuervo

Descargar PDF (326 KB)